Chiste: Pepe y la rana mamadora

Esto era Pepe que en una feria compró una tal Rana Mamadora por tan sólo 50 euros, un espécimen traído del Amazonas que se decidió a probar. Ya en casa y de madrugada, Amadora salió de la cama y sorprendió a Pepe en la cocina preparando un plato junto a la Rana Mamadora. -¿Qué demonios haces Pepe? -¡Qué qué hago Amadora! Sigo probando a la rana y como también sepa cocinar vete preparando las maletas que te vuelves a casa de tu madre.

Dejar un comentario