Multa por semaforo

– ¡Alto! Se ha saltado un semáforo en rojo. Tengo que ponerle una multa. Dígame su nombre. – Josetxu Aristeguicorteneindiaguirre de Urrutxomengasalaberría y Mendiagorrialbizu de Gurruchagagoitiaga. – Bueno, rojo…. lo que se dice rojo.. no era: era ámbar intenso, más bien. Siga, por favor…

Anteojos mágicos

Arnaldo viajó a Japón y se compró un par de anteojos de gran tecnología que hacía ver desnudas a todas las mujeres. Arnaldo se pone los anteojos y empieza a ver desnudas a todas las mujeres… está encantado. Se pone los anteojos, desnudas, se quita los anteojos, vestidas – ¡Qué maravilla! Regresó a Bilbao, locoSeguir leyendo

Tecnología de a pie

Tres hombres están desnudos en la sauna. De repente algo empieza a pitar. El primer hombre, un ingeniero de la Politécnica de Cataluña, aprieta su antebrazo y el pitido para. Los otros lo miran inquisitivamente. – “Es mi busca”, dice. “Tengo un microchip bajo la piel de mi brazo”. Unos minutos después suena un teléfono.Seguir leyendo

Nombres vascos

-Ai va la ostia Iñaki, que ya me han dicho que ya eres papá, la ostia!!!!! – Ayer ha nacido, es niña y se llama Rocío. – Rocío, que nombre más poco vasco!!! – Es que en casa le llamamos Eskartxa, ai va la ostia!!!

Sin ninguna duda este tipo de chistes hacen reir a todo el mundo, y es que los chistes de vascos ya son todo un clásico. A mi personalmente me encantan porque cuentan todo tipo de barbaridades y exageraciones explotando los tópicos que rodean a los vascos, normalmente hablan de su fuerza y de lo exagerados que son en todo. Como decimos, son siempre tópicos, pero cuando hablamos de hacer reir, normalmente siempre recurrimos a ellos porque son un valor seguro si lo que queremos es divertirnos y pasar un buen rato.

Chistes de vascos cortos

Hay todo tipo de chistes de vascos, pero normalmente los que más éxito tienen son los chistes de vascos cortos, chistes de apenas dos o tres líneas con las que ya no podemos parar de reir. Si a ti también te gustan este tipo de chistes desde luego deberías ahora mismo comenzar desde el primero para aprenderte unos cuantos, y es que en seguida te sorprenderás de lo divertidos que pueden llegar a ser. Seguro que en el País Vasco también les hace gracia recurrir a este tipo de bromas porque desde luego nunca fallan.

Chistes vascos buenos

Chistes vascos buenos hay muchos, por eso yo ahora mismo voy a leerme todos, y es que estoy seguro de que voy a estar durante horas sin parar de soltar carcajadas gracias a los mejores chistes de vascos. A todo el mundo le van a sorprender porque no son las típicas bromas a las que estamos acostumbrados si no que muchos de ellos no los habrás visto nunca y será la primera vez que los escuches, pero desde luego no será la última porque no querrás dejar de contarlo en todas las ocasiones que puedas.