El que se dedició a probar el caviar

Un señor entra por primera vez en un restaurante muy refinado. Consulta el menú, le hace una tímida señal al camarero y le dice: -Nunca he probado el caviar, y hoy me he decido a hacerlo… ¿Podría decirme qué es? -Son huevos de esturión, señor. -Estupendo… ¡Entonces tráigame dos, pasados por agua!

Llueva o nieve

Un señor que se ha ido de vacaciones a la montaña está de muy mal humor porque llueve todo el santo día. -Oiga -le dice al dueño del hotel-, ¿aquí siempre llueve? Y el hotelero le responde, imperturbable: -Depende, no siempre… ¡En invierno más bien nieva!


El gallego que mira el reloj

Un tipo más bien cortito está examinando con mucha atención un reloj. -¿Qué haces? -le pregunta un amigo. -¡Es que mi hermano me ha regalado este reloj y me ha dicho que me podría bañar con él! -¿Y bien? -No lo entiendo… llevo una hora mirándolo y no veo los grifos por ninguna parte…

Los chistes de tópicos sin duda son los que más éxito tienen porque todos nos sentimos en parte identificados, sobre todo cuando están hablando de nosotros o de un grupo o comunidad a la que pertenecemos. Además no hay que olvidar que los chistes son simplemente para pasarlo bien, para reírnos y para divertirnos durante un rato, por lo que no hay que sentirse ofendido en absoluto. En este caso vas a poder disfrutar de los mejores chistes de gallegos, y es que en cada región siempre hay unas características a las que se nos suele asociar, sean o no ciertas. Por eso los chistes de gallegos son tan divertidos.

Chistes gallegos cortos

Los chistes buenos de gallegos son muy populares y hay muchos, por ejemplo aquel que más éxito tiene es el chiste del albañil gallego, el cual seguro que a ti también te encanta en cuanto lo conozcas. Son chistes que puedes contar en cualquier sitio, porque los chistes gallegos tienen un gran éxito del que no podemos dudar.

Chistes para niños de gallegos

Son también perfectos para contar a los niños porque los chistes para niños de gallegos son también bastante inocentes y pueden hacerles pasar un buen rato, y es que como todos sabemos, a los niños les encanta reir a todas horas porque tienen una imaginación mucho mayor que la de los adultos. Así que no te lo pienses más y comienza ahora mismo a leer todos y cada uno de los chistes buenos de gallegos porque te vas a reir mucho y porque pasar un buen rato siempre es una buena idea, ya sea para animarte o simplemente para distraerte de cualquier otra actividad, no puedes dejar de hacerlo, yo ahora mismo voy a leerlos también.