Chiste: Los hombres y la comida a domicilio

Los hombres son como la comida a domicilio… los llamas por teléfono y a los veinte minutos los tienes calentitos llamando a la puerta!

Dejar un comentario