Chiste: El maestro y el Kung-fu

-Maestro, ¿por qué ha dejado la enseñanza del Kung-fu para el final? -Para que no me peguen mis discípulos, mi pequeño saltamontes

Dejar un comentario