Chiste: El atracador bobalicón

Un atracador muy bobalicón entra en un banco empuñando un secador de mano y grita: -¡Quieto todo el mundo! ¡Al primero que se mueva… lo dejo seco!

Dejar un comentario