Tanta sinceridad no puede ser buena

chiste-mujer
Salí de la ducha… Me mire al espejo y pensé en voz alta:
-¡Me encantaría tener unos pechos más gordos!
Mi marido que lo oyó, en lugar de decir: ¡No es verdad! , como dice normalmente, me dijo: Si quieres que te crezcan, debes pasarte un trozo de papel higiénico entre las tetas durante algunos segundos.
Con muchas dudas, pero decidida a probar,cojí un trozo de papel higiénico y me lo pase por los pechos durante unos segundos.
Después le pregunte:
-¿Durante cuanto tiempo lo tengo que hacer?
y el me contesto:
-Todos los días durante varios años.
Le dije:
-¿Tú estas seguro de que me crecerán pasándome el papel todos los días durante varios años?.
Y el me respondió:
-Si te ha funcionado con el culo, ¿Por qué no te va a funcionar con las tetas?.

Creo que nos hemos confundido de camino

chiste-esperma
Un espermatozoide le pregunta a otro…
– Falta mucho para llegar al óvulo?
– Creo que sí…Porque aún vamos por las amígdalas.

Buen intento James…

chiste-pescador
Entra James Bond en un bar de copas. Va muy elegantemente vestido y lleva un reloj muy muy caro, muy llamativo, de oro macizo. Se sienta y pide un Martini con lima, “mezclado, no agitado”. Al rato de estar sentado se le acerca una mujer muy atractiva y le dice:
– Hola, James Bond. ¡¡Qué guapo que eres!! ¡¡Y qué pedazo de reloj que llevas!! Es muy bonito.
– Sí, bueno, es una edición limitada. Sólo hay dos en el mundo y hace muchas cosas. Mira, por ejemplo, le doy a este botón (presiona un botón y se oye un “click”) y el reloj me dice que ahora mismo no llevas bragas.
Y la chica contesta:
– Pues me parece que el reloj este no funciona muy bien, porque sí que llevo bragas.
Y James le da un golpecito al reloj y contesta:
– Perdón, lo llevo adelantado una hora.

¡Eso tiene que doler!

chiste-cocodrilo
-¿Sabes por qué el cocodrilo de Lacoste está con la boca abierta?
-Porque empezaron a coserle por los huevos.

Peor el remedio que la enfermedad

chiste-medico
A la consulta donde los estudiantes de medicina hacen prácticas, llega un hombre con un ataque al corazón:
-Mi corazón, mi corazón…
-Tranquilo hombre -le dice el ATS -que enseguida viene un médico y le atiende.
En estas que llega uno de primero de carrera y pregunta:
-¿Es este el del corazón?
-Sí doctor, sí.
Saca dos agujas y chass chass, se las clava en los ojos, a lo que el ATS dice:
-¡Pero oiga, que era el corazón lo que le dolía!
-Ojos que no ven….