¡Eso tiene que doler!

chiste-cocodrilo
-¿Sabes por qué el cocodrilo de Lacoste está con la boca abierta?
-Porque empezaron a coserle por los huevos.

Peor el remedio que la enfermedad

chiste-medico
A la consulta donde los estudiantes de medicina hacen prácticas, llega un hombre con un ataque al corazón:
-Mi corazón, mi corazón…
-Tranquilo hombre -le dice el ATS -que enseguida viene un médico y le atiende.
En estas que llega uno de primero de carrera y pregunta:
-¿Es este el del corazón?
-Sí doctor, sí.
Saca dos agujas y chass chass, se las clava en los ojos, a lo que el ATS dice:
-¡Pero oiga, que era el corazón lo que le dolía!
-Ojos que no ven….

Tu hermana es un poco…

chiste-gato
Dos amigos están hablando y uno le dice al otro:
– ¿A qué no sabes cuál es el animal que es dos animales en uno?
– Hummm… no, ni idea.
– ¡Pues el gato!
– ¿Por qué?
– Porque es gato y araña.
– Aaaaah, entonces como tu hermana.
-¿¿ Mi hermana???
– Sí, porque es ZORRA y COBRA.

Mi niño es tonto

chiste-madres
Dos madres se encuentran en el mercado y le dice la una a la otra:
-Ay, no sé que hacer con mi hijo, es que es muy, pero que muy tonto, yo creo que es el niño más tonto del mundo.
A lo que la otra madre responde:
-No, no, no, mi hijo es más tonto, seguro que le gana al tuyo.
-No, no, no, tu observa; y la primera madre llama a Pablito, su hijo y le dice:
-Mira Pablito, ve a casa y me buscas a ver si estoy.
Y el niño fue a su casa a buscarla, en ese momento la segunda madre le dice:
-Ay, eso no es nada, mira esto:
En eso llama a su hijo Jaimito, y le dice:
-Mira Jaimito, toma 10€ y ve a comprar una televisión a color; y se va.
Luego, por el camino se encuentran los dos niños y le dice el uno al otro.
-Mi madre es tonta, muy pero que muy tonta.
A lo que el otro responde:
-No Jaimito, mi mamá seguro que es mucho más tonta que la tuya.
-No puede ser, la mía me mandó a casa a ver si estaba y ni siquiera me dio las llaves para entrar.
Y el otro le contesta:
-Pues eso no es nada, la mía me dio 10€ para comprar una televisión a color, y no me dijo mi de que color la quería!

Me recuerdas al mar…

chiste-mareo
Él: -¿Sabes, querida? Cuando hablas… ¡me recuerdas al mar!
Ella: -¡Qué bonito! No sabía que te impresionaba tanto.
Él: -¡No me impresionas…me das nauseas…!