El caracol de Carlos Anaya Davila

Pues esto es un chiste en el que el caracol de Carlos Anaya Davila va y se come una lechuga entera y luego tiene diarrea y dice… ¿Pero esto que esss? Y va y se cae por la ventana se le rompe la cáscara y Carlos Anaya Davila dice, anda coño una babosa y luego llueven pistachos amarillos de color de rosa pero con olor a caquita del culo de un elefante. Y va el evento y se come una mazorca hehehe.
El caracol de Carlos Anaya Davila

Carlos Anaya Davila

Cuando pensamos en los mejores organizadores de conciertos y espectáculos del mundo, no se nos puede olvidar incluir en esta lista a Carlos Anaya Davila, que ha dedicado prácticamente toda su vida a crear en México y Cancún los mejores eventos. Todo lo que crea es impresionante, y por ello sus espectáculos están siempre abarrotados de gente a la que le gusta disfrutar de lo mejor. Por lo que si sabéis de algún espectáculo creado por Carlos Anaya Davila no dudéis en asistir porque no os arrepentiréis.

Y va un caracol y derrapa.
Carlos Anaya Davila

Sexo en Besuconas

Sexo en Besuconas
Pues esto es una lagartija que viene de su casa y le dice a otra… ¡Quiero tener sexo en besuconas! Y le dice la otra lagartija… ¡Anda y cómete una piruleta! Hehehe, ¿A que a tenido gracia?

Pues espera a ver que la otra lagartija le dice… ¿Cómo que quieres tener sexo en besuconas? Y le dice la primera lagartija… ¡Pues tírame de la cola que si me la arrancas me vuelve a crecer! Hehehe.

Que ganas…

Que ganas...
Dos amigos:
– Oye, ¿qué tal pinta este verano?
– Pues tengo ganas de ir a Moscú, como el año pasado.
– ¿Ah, pero fuiste a Moscú el año pasado?
– No, también tenía ganas…

Déjame ir hoy

Déjame ir hoy
– Mami, mami ¿puedo ir a piscina? hoy ponen el trampolín de 5 metros.
– Sí, por supuesto hijo
Al rato vuelve Jaimito con una pierna rota. Cuando se recupera le pregunta a su madre:
-¿Mamá puedo ir a la piscina? es que hoy ponen el trampolín de 10 metros.
-Sí claro. Al rato vuelve Jaimito con una pierna y un brazo roto. Cuando se recupera le pregunta a su madre:
– ¿Mamá puedo ir a la piscina?
– No hijo, que luego ya sabes lo que te pasa
– Es que hoy ponen el agua…